Páginas

domingo, 22 de enero de 2012

3 Años sin Luciano Arruga:


Documento que será leído en el Acto del 28 de Enero:
Aparición con Vida de Luciano ArrugaHan pasado ya 3 años sin Luciano Arruga y nos encontraremos nuevamente en Lomas del Mirador. Pero esta vez en el ex destacamento donde fue detenido, torturado y desaparecido. Ahora este mismo espacio lleva su nombre y nuestro objetivo es seguir construyendo memoria. El inmenso recorrido que hemos hecho da cuenta de las miles de puertas que golpeamos y la cantidad de veces que fuimos ignorados o maltratados. Pero también da cuenta de todas las personas, organizaciones políticas y sociales, partidos, organismos de derechos humanos y medios alternativos que nos acompañaron, que nos respaldaron y lograron junto con la familia y los amigos de Luciano Arruga que su nombre sea un emblema. Que Luciano Arruga signifique todos los y las jóvenes acribillados por la policía en democracia, que signifique todos los pibes y las pibas de las barriadas pobres del conurbano que son violentados a diario por la policía pero también por el resto de las instituciones estatales. Luciano Arruga es todos los jóvenes estigmatizados; todos los jóvenes que cuadran con la figura perversa de “pibes chorros”, imagen que es funcional al discurso que sostiene la exclusión.
Hace ya más de cuatro años, a mediados de 2007, el intendente Fernando Espinoza inauguraba aquí el Destacamento Policial Preventivo de Lomas del Mirador, pedido a causa de la supuesta inseguridad por un grupo de vecinos llamado VALOMI (Vecinos en Alerta de Lomas del Mirador) presidido por el autodenominado nazi Gabriel Lombardo.
Luciano Arruga vivía a cuatro cuadras de la dependencia, en el barrio 12 de octubre, uno de los más pobres de Lomas del Mirador. Al tiempo de la apertura, un efectivo le ofrece robar junto con otros pibes para un grupo de policías, y se niega. A partir de ese momento, el destacamento se convierte en un infierno para nuestro Luciano. Los policías de ese lugar lo detenían, amenazaban, humillaban, golpeaban y perseguían sistemáticamente por todo el barrio. En una ocasión le pusieron un arma en pecho. En otra, el 21 de septiembre de 2008, lo detuvieron, lo llevaron al destacamento y le dieron una de las peores golpizas que recibió, incluso le pidió a gritos a su hermana Vanesa que lo sacara de allí cuando ella lo fue a buscar.
Llegó el 31 de enero de 2009. En la madrugada de ese día Luciano estaba reunido con un grupo de amigos en la plaza del barrio (hoy renombrada por sus familiares y amigos como “Plaza Luciano Arruga”), decidió ir a la casa de su hermana y al no encontrarla emprendió el regreso a la plaza. Antes de llegar, según testigos, fue interceptado por un grupo de policías que lo subieron violentamente al patrullero. Desde entonces no se supo nada más de él. A partir de la mañana de ese día y hasta hoy, 3 años después, su familia y sus amigos lo buscamos con la misma desesperación.
El 31 de enero de 2009 comienza nuestra lucha. Vanesa, su hermana, y Mónica, su mamá; fueron esa madrugada en reiteradas ocasiones al destacamento a preguntar sobre el paradero de Luciano y no recibieron respuesta alguna. Sin embargo, ambas estaban seguras de que la maldita policía lo tenía. Realizaron la denuncia y se abrió la causa. La primera fiscal fue la inoperante y cómplice Roxana Castelli que en un mes, no sólo no recibió a la familia ni escuchó sus pedidos, sino que se dedicó a investigarla, como si fuera ésta la culpable de que Luciano no estuviera. Con la lucha y la organización por esta causa recién gestándose, se logró el cambio de fiscal: Castelli fue reemplazada por Celia Cejas, quien ordenó –a los 3 meses sin Luciano- peritajes en el destacamento, en la comisaría 8º, en el patrullero, y en el Monte Dorrego, un descampado de la zona. En los cuatro lugares, los perros reaccionaron de forma positiva ante el ADN de Luciano, es decir que había estado allí.
Luego de las fehacientes pruebas de que Luciano había sido detenido por la policía, el entonces Ministro de Seguridad Carlos Stornelli decidió realizar el pase a disponibilidad de los 8 uniformados que trabajaron aquella noche: FÉKTER, VÁZQUEZ, HERRERA, SOSA, DÍAZ, ZÉLIZ, SOTELO Y BORREGO. Sin embargo, el mismo Stornelli con el aval del impresentable Daniel Scioli, volvió a reincorporar a los efectivos luego de tres meses, y esos policías siguen cumpliendo funciones hasta el día de hoy en otras comisarías de La Matanza.
La familia no podía sola. Comenzaron, entonces, a reunirse con un grupo de organizaciones y partidos políticos junto con organismos de DDHH. Se conformó así la Coordinadora por la Aparición con Vida de Luciano Arruga. La lucha popular logró que, a pesar de la impunidad judicial, se instalara el caso en los barrios. Comenzamos a intervenir en el debate sobre la seguridad, tomando como ejes de discusión las problemáticas del gatillo fácil y el accionar represivo de la policía: porque Luciano era víctima de otra inseguridad.
Los medios hegemónicos se empeñaron en ocultarnos, el poder político no nos recibía, el juez de la causa no hacía lugar a ninguno de nuestros pedidos. Desde abajo, sin más recursos que nosotros mismos, empezamos a visibilizarnos; entre amenazas telefónicas, detenciones y golpizas a compañeros, persecuciones de autos de civil todos los días. Vivíamos con miedo, pero no nos paralizábamos. Uno de los primeros actos fue a los 3 meses sin Luciano, frente al Congreso, con el apoyo de Nora Cortiñas, el día que se discutía la nefasta ley de Baja de Edad de Imputabilidad. A los ocho meses se realizó un escrache al destacamento y a la comisaría 8º (ex centro clandestino de detención y tortura) organizado por un colectivo de organizaciones y partidos políticos. A los diez meses se hizo un corte al puente de la Rotonda en San Justo. Más tarde nos convocó una marcha contra la impresentable policía Municipal. Comenzamos a ocupar lugares, espacios públicos, pintábamos paredes, interveníamos programas de televisión, plazas y calles. Nuestras consignas principales eran la Aparición con Vida YA, el Juicio y Castigo a los culpables y el Cierre YA del Destacamento de Lomas del Mirador.
Un día, después de meses de ser ignorados, nos recibió Fernando Espinoza y nos dijo que cuando la causa tuviera un imputado, él se comprometía a cerrar el Destacamento. La lucha siguió, la causa aún no tiene imputados: los 8 policías que trabajaron aquella noche están en carácter de testigos, y la carátula es “averiguación de paradero”, pero Luciano Arruga sufrió una desaparición forzada. Esto da cuenta del nefasto accionar de la justicia. Sin embargo, paralelamente, se abrieron otras causas por hechos de impunidad en el destacamento, y una de ellas tiene dos imputados. Con la participación del Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Matanza y la agrupación HIJOS Zona Oeste, sumados al apoyo de muchas organizaciones y partidos; tuvimos una segunda reunión con Espinoza, en la que aseguró que con los dos procesados era suficiente para cerrar ese lugar.
Pasaron los meses y volvimos a ser ignorados. Tuvimos que realizar un acampe de 3 días frente a la Municipalidad de La Matanza para obtener una mesa de diálogo en la que se acordarían los términos del cierre. El 23 de mayo Espinoza se comprometió a cerrar el destacamento apenas pasaran las elecciones primarias de agosto y se cerró definitivamente el 28 de diciembre.
Hoy, después de 3 años de lucha, una de nuestras consignas no está más, nos invaden muchas sensaciones, orgullo, dolor, emoción, alegría, fortaleza… nos sentimos muy movilizados por lo que esto significa, la familia de Luciano Arruga, las personas y organizaciones compañeras logramos el cierre de ese centro clandestino en democracia. Hoy estamos dispuestos a luchar por la independencia total de ese espacio, porque realmente sea un sitio para la memoria donde todos los jóvenes del barrio se sientan convocados y donde Luciano esté más presente que nunca.
Sin embargo, ese lugar aún no es del todo nuestro. Sólo tenemos un contrato de 3 años durante los que el municipio lo alquilará a su dueño, por eso exigimos la cesión definitiva YA. Queremos que el espacio sea declarado de interés municipal y tener la fehaciente seguridad de que siempre será un lugar por la memoria de Luciano, cedido a sus familiares y amigos. Por otra parte, no podemos olvidar nuestro repudio a la nefasta decisión de la intendencia de trasladar el destacamento que aquí funcionaba a un centro deportivo para jóvenes ubicado a tan solo unas cuadras. Nos parece vergonzoso y hasta lo sentimos como un acto de cinismo.
Cuando hablamos de este gobierno, que ha tomado la decisión del cierre, que es acertada pero sin dudas tardía, hablamos también del gobierno de Daniel Scioli, que jamás nos recibió en 3 años. Hablamos de Cristina Kirchner, quien jamás nombró a Luciano Arruga. Hablamos de una política de militarización de los barrios, de reincorporación de efectivos dados de baja, hablamos de un gobierno que tiene en funciones alrededor de 10.000 policías que trabajaron durante la última dictadura. Hablamos del municipio de La Matanza que creó una nefasta policía comunal.
Nosotros no olvidamos que durante esta gestión fue asesinado Mariano Ferreyra por una mafiosa patota sindical, los hermanos qom por la policía asesina de Formosa con la complicidad del kirchnerista Gildo Insfrán, los compañeros del Indoamericano por la policía federal. Durante esta gestión fue desaparecido Julio López y asesinada Silvia Suppo –dos testigos claves en los juicios a los genocidas-. No nos olvidamos de que hace sólo unas semanas fue votada por el kirchnerismo y otros partidos una ley antiterrorista que no hace más que legitimar y amparar la judicialización y represión a la protesta social.
El cierre del destacamento es para nosotros un paso, pero no es el fin de la impunidad policial, y por lo tanto no es el fin de nuestra lucha. Queremos concluir este comunicado recordando a algunas de las víctimas de este sistema de corrupciones del que son cómplices el poder político, el poder judicial, las corporaciones mediáticas y las fuerzas de seguridad. Están y estarán presentes, ahora y siempre: Miguel Bru, Julio López, Iván Torres, Luciano González, Fernanda Aguirre, Marita Verón, Johnatan Boling, Diego Lucena, Rubén Carballo, Johnatan Lezcano, Ezequiel Blanco, Fabián Gorosito, Caíto Lopresto, Ezequiel Demonthy, Lucas Cardozo, Maxi Kosteki, Darío Santillán, Guillermo Trafiñanco, Mariano Ferreyra, Silvia Suppo, Pocho Lepratti, , Atahualpa Martínez Vinaya, Alejandro Bordón, Matías Pena, Matías Sebastián Bernhardt, Luciano Arruga y todos los pibes y pibas asesinados y desaparecidos por o con la complicidad del aparato policial.
La lucha continúa porque LUCIANO DEJARÁ DE EXISTIR EL DÍA QUE DEJEMOS DE EXIGIR JUSTICIA. UNA VEZ MÁS DECIMOS:
APARICIÓN CON VIDA YA DE LUCIANO ARRUGA
CESIÓN DEFINITIVA DEL ESPACIO PARA LA MEMORIA A LOS FAMILIARES Y AMIGOS
REPUDIAMOS EL TRASLADO DEL DESTACAMENTO A UN CENTRO DEPORTIVO A 3 CUADRAS
CÁRCEL COMÚN, PERPETUA Y EFECTIVA PARA FÉKTER, VÁZQUEZ, HERRERA, SOSA, DÍAZ, ZÉLIZ, SOTELO Y BORREGO.
CAMBIO DE CARÁTULA DE LA CAUSA: DE AVERIGUACIÓN DE PARADERO A DESAPARICIÓN FORZADA DE PERSONA.
JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES POLÍTICOS Y MATERIALES
BASTA DE GATILLO FÁCIL Y VIOLENCIA INSTITUCIONAL
BASTA DE REPRIMIR LA PROTESTA SOCIAL
NO A LA LEY ANTITERRORISTA
FUERA LA POLICÍA DE NUESTROS BARRIOS

Luciano Arruga presente ahora y siempre

Mandar adhesiones a lucianoarrugadesaparecido@gmail.com

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Familiares y Amigos de Luciano Arruga, H.I.J.O.S. Zona Oeste, Frente Popular Darío Santillán, Socialismo Libertario, Red Nacional de Medios Alternativos, Andrea Salvati (periodista Red Eco Alternativo), Melisa Marturano (periodista), Colectivo Avanzar por la Unidad del Pueblo, Radio Rockultural, Radio Perspectiva de Clase, Radio Aukan (Chile),

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada